Archive for 26 abril 2012

h1

Cráter Zunil del planeta Marte en honor a pueblo quetzalteco

abril 26, 2012
El planeta Marte tiene un cráter en honor a Zunil, municipio de Quetzaltenango, Guatemala

El planeta Marte tiene un cráter en honor a Zunil, municipio de Quetzaltenango, Guatemala

Es el año 2331 y la nave espacial Centaurus sobrevuela la superficie del planeta Marte.
Su misión es instalar una base de abastecimiento en un cráter de la superficie y su comandante prepara la computadora para el descenso verificando su carta de navegación y fijando como punto de descenso, el centro del cráter Zunil…

En la superficie de Marte existe un cráter llamado Zunil, en honor a la población del mismo nombre ubicada en Quetzaltenango. Tiene un diámetro de 10.4 kilómetros y se encuentra en una región de Marte de barrancos gigantescos llamada Fosa de Cerbero.

El cráter fue identificado desde 1976, cuando las sondas espaciales Vikingo realizaron las primeras fotografías de la superficie de Marte, pero no fue nombrado sino hasta 2003. ¿Cómo y quién decidió nombrarlo así?
Los nombres de los accidentes topográficos de los objetos de nuestro Sistema Solar son propuestos y aprobados por una comisión de la Unión Astronómica Internacional que se llama Grupo de Trabajo para Nomenclatura del Sistema Solar.

Dentro de este grupo se encuentra la División de Trabajo Marte y es éste el que se encarga de nombrar los objetos de la superficie marciana.

El director de este grupo es el astrónomo retirado Bradford Smith y fue él quien propuso el nombre Zunil para este cráter. Utilizando un atlas, Brad escogió al azar, nombres de villas que tuvieran menos de 100 mil habitantes, y propuso el nombre de Zunil junto a otros cientos de nombres de cráteres.

Esto vino como respuesta a una necesidad urgente de nombres ya que las naves espaciales que orbitan Marte habían estado enviando imágenes de alta resolución de la superficie marciana y por lo tanto era necesario para identificar los cráteres nuevos. También  se pensó en usar nombres generados aleatoriamente por computadora o bien códigos alfanuméricos; sin embargo,ßß estas opciones generaban nombres sin sentido.

Al intercambiar correspondencia con Brad y enterarse éste de que había alguien interesado en saber cómo y quién bautizó el cráter Zunil, Brad me comentó: “Espero que la gente en Guatemala, especialmente los niños, se sientan orgullosos de saber que existe un cráter llamado igual que uno de sus municipios”. A pesar de que no hubo una razón especial para llamar a este cráter Zunil, el nombre de este cráter aparecerá en todos los documentos científicos donde sea necesario mencionarlo y también en todos los mapas oficiales de la superficie de Marte a perpetuidad.

Publicado por www.s21.com.gt/

Uno de los cráteres más importantes del planeta Marte se llama Zunil, por cuestiones de casualidad es en honor al municipio de Zunil, en el departamento de Quetzaltenango.

Uno de los cráteres más importantes del planeta Marte se llama Zunil, por cuestiones de casualidad es en honor al municipio de Zunil, en el departamento de Quetzaltenango.

Anuncios
h1

Templo Minerva (Guatemala)

abril 24, 2012
Templo Minerva Guatemala

Templo Minerva Guatemala

@TemploMinerva

Existen en Guatemala varios templos dedicados a la dios Minerva, la diosa del saber, los cuales fueron construidos durante el gobierno del presidente Manuel Estrada Cabrera, originario de la ciudad de Quetzaltenango, quien en su momento le apostó a la educación de los guatemaltecos. Algunos poblados de de Guatemala aún lo conservan como parte de su legado histórico y cultural. Otros templos de este tipo existen en Barberena, Salamá, Chiquimula, Huehuetenango, Jalapa y Xela.

Majestuoso Templo Minerva

Fue construido para celebrar las minervalías. Ahora es símbolo de identidad para los quetzaltecos. Promover el arte, la cultura, las ciencias y el amor patrio fue lo que motivó la construcción de los templos Minerva en varias ciudades de Guatemala. Fueron edificados durante el mandato presidencial del quetzalteco Manuel Estrada Cabrera, entre 1898 y 1920.

La idea de Estrada Cabrera era premiar a los mejores estudiantes de cada lugar y cerrar el ciclo académico el último domingo de cada octubre con una fiesta para celebrar a Minerva, la diosa de la Sabiduría.

Estrada Cabrera ordenó la construcción del templo en las 49 ciudades más importantes de Guatemala, explicó el historiador quetzalteco Agusto Ajcá.

El primero se construyó en la capital en 1902, pero el día de su inauguración se dañó por los vientos y los materiales de baja calidad que se usaron, por lo que el resto de las edificaciones se hicieron en piedra; sin embargo, los opositores de Estrada Cabrera veían las minervalías como un recuerdo del presidente y tras su caída, los monumentos fueron dinamitados, aunque seis aún se conservan en buen estado, entre ellos el de Quetzaltenango.

El templo de Xela fue de los últimos en empezarse a construir, pero la obra fue interrumpida en 1920 cuando el presidente fue declarado no apto para continuar al frente de la nación.

Bases y columnas

El proyecto fue abandonado hasta 1973, y en la administración del alcalde Diego López se retomó, se mandó a techar puesto que solo estaban construidas las bases y columnas, aunque los materiales fueron distintos a la piedra tallada de cantera que tenía la obra original.

El alcalde López también cambiaría el uso del lugar, ahora sería para la celebración de las fiestas de independencia, ya que el centro de ferias se había trasladado a las afueras de la ciudad, lo que hoy se conoce como el complejo deportivo y el mercado la terminal Minerva.

Los actos protocolarios de los desfiles septembrinos se realizaron en este lugar hasta 1984, ya que por el crecimiento de la población y la cantidad de ventas de la época, al año siguiente se inaugura el nuevo Centro de Feria y Mercadeo de Quetzaltenango (Cefemerq) ubicado en la zona 6.

Desde 1985, al templo Minerva no se le ha dado un uso en particular, además, el monumento ha sido descuidado por las autoridades municipales que han autorizado ventas a su alrededor.

*Texto publicado en Nuestro Diario, el 13 de septiembre de 2014

Templo Minerva, ubicado en la ciudad de Jalapa, Guatemala, se trata de una de las varias edificaciones construidas durante el gobierno del quetzalteco Manuel Estrada Cabrera. ‪@TemploMinerva‪ ‬foto: @jorge_mario_gt

Templo Minerva, ubicado en la ciudad de Jalapa, Guatemala, se trata de una de las varias edificaciones construidas durante el gobierno del quetzalteco Manuel Estrada Cabrera.
‪@TemploMinerva‪ ‬foto: @jorge_mario_gt

Templo Minerva de Barberena, Santa Rosa foto JMG

Templo Minerva de Barberena, Santa Rosa foto JMG

Templo Minerva ubicado en la ciudad de Chiquimula foto. JMG

Templo Minerva ubicado en la ciudad de Chiquimula foto. JMG

Templo Minerva, ubicado en la ciudad de Chiquimula, Fecha de inaugurado el 27 de octubre de 1907, se trata de una de las varias edificaciones construidas durante el gobierno del quetzalteco Manuel Estrada Cabrera. ‪@TemploMinerva‪ ‬foto: @jorge_mario_gt

Templo Minerva, ubicado en la ciudad de Chiquimula, Fecha de inaugurado el 27 de octubre de 1907, se trata de una de las varias edificaciones construidas durante el gobierno del quetzalteco Manuel Estrada Cabrera.
‪@TemploMinerva‪ ‬foto: @jorge_mario_gt

 

El Templo Minerva más grande de Guatemala está ubicado en la ciudad de Quetzaltenango

El Templo Minerva más grande de Guatemala está ubicado en la ciudad de Quetzaltenango

Templo Minerva de la ciudad de Huehuetenango

Templo Minerva de la ciudad de Huehuetenango

Antiguo Templo Minerva ubicado en la actual zona 2, exactamente donde hoy se encuentra el mapa en relieve.

Antiguo Templo Minerva ubicado en la actual zona 2, exactamente donde hoy se encuentra el mapa en relieve.

h1

Pan de yemas de Quetzaltenango

abril 22, 2012
Pan de yemas elaborado para Semana Santa en Quetzaltenango

Pan de yemas elaborado para Semana Santa en Quetzaltenango

Una de las más fieles tradiciones gastronómicas de Quetzaltenango es la elaboración del pan de yemas de Semana Santa, el cual se hace con una serie de ingredientes aromáticos extras, que van desde el vino, queso, hasta las crujientes almendras y las pasas.  El proceso artesanal de su elaboración lo lleva a ser preparado en un horno de adobe calentado a base de leña de pino, que lo hacen sin duda uno de los mejores.

h1

125 años de la cerveza Gallo de Guatemala

abril 18, 2012
Cerveza Gallo Draft incursiona en México con una nueva imagen y un diseño especial

Cerveza Gallo Draft incursiona en México con una nueva imagen y un diseño especial

Hoy 17 de abril se celebran 15 años de la cerveza Gallo de Guatemala
Hoy 17 de abril se celebran 125 años de la cerveza Gallo de Guatemala

 

 

h1

Chris Gardner en Guatemala

abril 17, 2012

Chris Gardner de visita en Guatemala

Gracias a mi labor como periodista, hace cinco años, tuve la oportunidad de viajar San Francisco, California, y estuve haciendo un reportaje con los indigentes que deambulan por las calles de esa ciudad, lo cual me llevó a conocer Glide, institución que les da apoyo espiritual, albergue y alimentación a las personas que viven en la calle.

Fue en ese lugar donde me enteré que el afamado actor Will Smith se encontraba filmando la historia de un hombre que había vivido en Glide, quien a pesar de las circustancias negativas por las que había atravesado había sobresalido y rehizo su vida, con  lo cual demostró que las circunstancias solo son pasajeras.

Años después salió al mercado la película –En busca de la felicidad- Pursuit of Happiness, y cada que vez que está en la televisión la veo ya que es una película inspiradora y que la da fuerzas a quien la mira, que enseña que las circunstancias dificiles son pasajeras si se sabe luchar.

Esta semana estuvo en la ciudad de Guatemala Chris Gardner, el hombre en la cual se inspiró la película. Y dejó como lección de vida que todo se puede lograr si para lo que hago tengo PASIÓN.

Obviamente habló de la película, pero es de tomar en cuenta que su sufrimiento no viene de solo esa parte ya que de niño fue víctima de violencia doméstica de parte de su padre alcohólico quien el gritaba que no era su hijo y que no tenía padre

Además aprendió de esa parte de su vida que deseaba ser un excelente padre para romper es cíclo de violencia que le vivió, de esa cuenta refleja ese amor por su hijo en la película.

Sin embargo, es importante que logra rescatar las palabras de su madre quien le dijo que nada ni nadie podía robarle sus sueños y que simplemente podría  lograr lo que quería si se lo proponía.

Actitud contrastante con escenas que a diario se ven en esta ciudad de Guatemala donde los padres le marcan la vida a sus hijos, al gritarles que son basura, que no sirven para nada, que son hijos no deseados o se refieren a ellos en términos racistas e hirientes.

“Con el solo hecho de vivir en EEUU, no significa que uno ya tenga éxito, también se puede vivir con limitaciones, no significa que se tenga éxito, lo mas importante en mi vida fue la influencia que mi madre me enseñó que uno puede ser cualquier cosa que uno se proponga, no permitir jamas que te digan que no vas a cumplir, ese sueño se te cumplirá, lo puedes alcanzar y si tienes un sueño deber protegerlo y vivirlo”, dijo durante una plática con periodistas en uno de los salones del Teatro Nacional Miguel Angel Asturias.

Chris Gardner, junto a Franco Soldi en el Teatro Miguel Angel Asturias de la ciudad de Guatemala

Chris Gardner, junto a Franco Soldi en el Teatro Miguel Angel Asturias de la ciudad de Guatemala

Christopher Gardner

Es el dueño y CEO de la firma Gardner Rico LLC, que tiene oficinas en Nueva York, Chicago y San Francisco. Su historia se destaca por haberse enfrentado  a grandes desafíos para convertirse en un empresario de éxito. Es autor de best-sellers y un gran conferenciante motivacional que habla de las claves para superar obstáculos y romper círculos viciosos. Gardner es también un apasionado filántropo cuyo trabajo ha sido reconocido por muchas organizaciones.

Gardner es el autor de su autobiografía, publicada en el 2006, “The Pursuit of Happyness”, que fue número 1 en ventas en New York Times y en Washington Post y que ha sido traducida a más de 30 idiomas. Gardner es también la inspiración para la aclamada película “En búsqueda de la Felicidad” por la que Will Smith, quien realiza el papel protagonista como Gardner, ha recibido el premio “Screen Actor Guild” en los Globos de Oro, y también ha obtenido una nominación al Oscar por su interpretación. Su segundo best-seller “Start Where you are: Life Lessons in Getting from Where you are to Where yo want to be” fue publicado en mayo del 2009.

Gardner siempre trabajo duró y tenazmente, pero a causa de una serie de circunstancias a principios de los años 80, se quedó sin hogar en San Francisco y a cargo de su hijo pequeño. Dispuesto a no renunciar al cuidado de su hijo ni a su sueño por triunfar, Gardner escaló la industria financiera desde lo más bajo. Trabajó en Dean Witter Reynolds y en Bear Stearns & CO, antes de fundar su empresa “Gardner Rich” en Chicago en el año 1987.

En otoño del 2010,  fue nombrado Embajador de “Persuit and Happyness” para AARP, que cuenta con alrededor de 40 millones de miembros en todo el mundo.

El objetivo de Chris Gardner, a través de sus conferencias, es ayudar a otros a alcanzar su máximo potencial. Es un apasionado filántropo comprometido con las organizaciones que trabajan contra  la violencia hacia las mujeres, por la gente sin hogar y contra la ignorancia en temas financieros, cuestiones que son de suma importancia para él.   Actualmente vive en Chicago y Nueva York.

Jorge Mario García con Chris Gardner durante su visita en Guatemala.

Jorge Mario García con Chris Gardner durante su visita en Guatemala.

h1

100 años del hundimiento del Titanic

abril 15, 2012

Morgan Robertson, un escritor que predijo la tragedia del Titanic, 14 años antes

100 años del hundimiento del Titanic, publicación de  Nuestro Diario de Guatemala

100 años del hundimiento del Titanic, publicación de Nuestro Diario de Guatemala

Infografía de Prensa Libre sobre el hundimiento del Titanic

Infografía de Prensa Libre sobre el hundimiento del Titanic AMPLIAR

Periódicos guatemaltecos recuerdan el hundimiento del Titanic el 15 de abril de 1912. elPeriódico de Guatemala

Periódicos guatemaltecos recuerdan el hundimiento del Titanic el 15 de abril de 1912. elPeriódico de Guatemala

Futilidad o El hundimiento del Titán

Capítulo VII

Setenta y cinco toneladas de peso muerto atravesando la niebla a una media de quince metros por segundo chocaron con el iceberg. Si el impacto se hubiera producido sobre una pared perpendicular, la elasticidad y resistencia de las placas y de las cuadernas curvas hubieran soportado el choque sin más daño para los pasajeros que una fuerte sacudida y, para el barco, que el aplastamiento de sus amuras y la muerte de uno de los vigías en la parte inferior. El buque habría retrocedido y, con el mascarón ligeramente hundido, habría terminado el viaje reduciendo la velocidad para ser reparado con dinero del seguro y obtener a la postre grandes beneficios de la consiguiente publicidad sobre su indestructibilidad. Pero una especie de playa en la parte inferior del iceberg, formada posiblemente por un vuelco reciente de este, recibió el impacto del Titán. El barco, con su quilla cortando el hielo como la cuchilla de un trineo y apoyando todo el peso en la sentina, se fue elevando cada vez más sobre la superficie del mar hasta que las hélices de popa quedaron semiexpuestas. Entonces un montículo del iceberg lo golpeó bajo la armura de babor, y el barco, escorándose, perdió el equilibrio y volcó a estribor.

Los pernos que sujetaban las doce calderas y las tres máquinas de triple expansión no estaban diseñados para soportar esa carga en perpendicular y se partieron. A través de un revoltijo de escalerillas, tuercas y mamparos que se extendía de proa a popa, surgieron unas gigantescas masas de hierro y acero que perforaron los costados del barco, incluso allí donde estaba reforzado por sólido y resistente hielo, y llenaron las salas de máquinas y calderas de vapor hirviendo, lo que causó una muerte fulminante y dolorosa a los cien hombres que se encontraban en la sala de máquinas.

En medio del estruendo formado por el vapor al escaparse, del zumbido de las casi tres mil voces humanas que llegaba en forma de gritos y llamadas angustiadas desde el interior, y del aullido del viento a través de cientos de escotillas al ser expulsado por el agua que entraba por los agujeros del costado de estribor, el Titán retrocedió lentamente y se lanzó al mar, donde flotó inclinado sobre un costado, cual monstruo gimiente y moribundo.

Una montaña piramidal de sólido hielo quedó a estribor conforme el buque se elevaba y, sobresaliendo a lo largo de la cubierta superior -o cubierta de botes-, había enganchado uno tras otro todos los pares de pescantes a estribor, doblándolos y arrancándolos, destrozando los botes y desgarrando trincas y aparejos hasta que, mientras el barco se vaciaba, cubrió los restos del naufragio, esparciendo en el hielo de delante y alrededor los últimos y rotos puntales del puente. En esa estructura destrozada con forma de caja, aturdido por la lluvia indiscriminada de objetos en un radio de veinte metros, estaba agachado Rowland, sangrando de un corte en la cabeza y apretando contra su pecho a la pequeña, demasiado asustada para llorar.

Mediante un esfuerzo de voluntad, se levantó y miró a su alrededor. Por lo que pudo distinguir (pues la droga había distorsionado y desenfocado su vista), el barco ya no era más que una mancha en la blanca niebla. Aun así creyó ver hombres trepando y trabajando en los pescantes, y el bote más cercano -el n.° 24- parecía balancearse junto a los aparejos. Entonces la niebla engulló el barco, aunque aún podía determinarse su posición por el ruido del vapor que salía de sus pulmones de hierro. Eso cesó al cabo de un rato, dejando tras de sí los pavorosos aullidos del viento y, cuando estos también se acallaron súbitamente y el silencio subsiguiente fue roto por explosiones sordas y retumbantes -como de compartimentos que reventaran-, Rowland comprendió que el desastre era absoluto, que el invencible Titán, con casi todos sus pasajeros y tripulantes, incapaz de remontar placas y paredes verticales, estaba bajo la superficie del mar.

Sus embotados sentidos habían percibido y registrado mecánicamente las impresiones de los últimos instantes, y no alcanzaba a comprender el horror de todo aquello. Sin embargo, su mente era muy consciente del peligro que podía correr la mujer cuya voz suplicante había oído y reconocido, la mujer de su sueño y madre de la niña que llevaba entre sus brazos. Examinó rápidamente los restos del accidente. No había quedado ni un solo bote intacto. Arrastrándose hasta el borde del agua, gritó pidiendo socorro con todas sus fuerzas a los botes que quizá estuvieran ocultos por la niebla, llamándolos para que vinieran a salvar a la pequeña y buscaran a la mujer que había estado en la cubierta, bajo el puente. Gritó el nombre de la mujer -el que él conocía-, animándola a nadar y a patalear en el agua para flotar entre los restos del naufragio, y a responderle hasta que él la encontrara. Pero no obtuvo respuesta, y cuando su voz se había vuelto ronca de tanto gritar en vano y sus pies se habían entumecido por el hielo derretido, volvió al lugar del accidente, abrumado y vencido por la terrible desolación que había irrumpido hasta tal punto en su vida. La pequeña se echó a llorar y él trató de consolarla.

-Quiero ir con mamá -gimió.

-Calla, cielo, calla -respondió él, cansado y compungido-; yo también, más que nada en este mundo, pero creo que incluso ahora tenemos posibilidades. ¿Tienes frío, pequeña? Vamos dentro, que haré una refugio para nosotros.

Se quitó el abrigo, envolvió con él a la pequeña y, diciéndole que no tuviera miedo, la acomodó en la esquina del puente que reposaba sobre el lado de proa. Al hacerlo se le cayó del bolsillo la botella de whisky. Parecía haber pasado un siglo desde que la encontrara allí, y necesitó un gran esfuerzo mental para recordar su verdadero significado. La levantó para arrojarla a la pendiente helada, pero se detuvo.

«La guardaré», murmuró. «Quizá no sea perjudicial en pequeñas cantidades, y lo necesitaremos en el hielo.» Dejó la botella en una esquina, retiró la cubierta de lona de uno de los botes destrozados y la tendió en el lado expuesto a la intemperie, al final del puente. Luego se arrastró hacia el interior, se puso el abrigo -un capote marinero pensado para alguien más corpulento- y, abrochándolo sobre él y sobre la niña, se recostó en la dura madera. La niña seguía llorando, pero pronto se calmó y se durmió al sentir su calor.

Acurrucado en un rincón, Rowland se abandonó al tormento de sus pensamientos. Dos imágenes se alternaban para torturar su mente; una -a la que su memoria se aferraba como si de un oráculo se tratara-, la de la mujer de su sueño, rogándole que volviera; la otra, la de esa misma mujer, fría y yerta, a varias brazadas de profundidad. Sopesó sus posibilidades. Ella estaba en la escalera del puente, o cerca, y el bote n.° 24, que, casi podía jurarlo, estaba siendo arriado mientras él miraba, habría pasado balanceándose cerca de ella. Ella pudo subirse a él y ser rescatada, a menos que los que habían llegado nadando desde las puertas y escotillas lo hubiesen hundido. En medio de aquellos pensamientos angustiosos, Rowland maldijo a esos náufragos y prefirió imaginarla como la única pasajera del bote, con un guardia de cubierta que la llevaría a lugar seguro.

La potente droga que había tomado todavía le hacía efecto, y eso, junto con el murmullo del mar al romper sobre la playa helada y el eco de los crujidos y chasquidos restallando a su alrededor -la voz del iceberg-, fue venciéndolo hasta que al final se durmió. Despertó al amanecer, con los miembros entumecidos y casi congelados.

Y durante toda la noche, mientras dormía, un bote con el n.° 24 dibujado en la proa, impulsado por robustos marineros y gobernado por oficiales engalanados, se dirigía a la ruta sur, la principal vía del tráfico marítimo en primavera. Y acurrucada en las tillas de popa de aquel bote estaba una mujer suplicante y desconsolada, que lloraba y gritaba a cada tanto por su marido y su hija, incapaz de consolarse, ni siquiera cuando uno de los oficiales le aseguró que la niña estaba a salvo al cuidado de John Rowland, un honrado y valiente marinero que sin duda estaba en otro bote con ella. Naturalmente no le dijo que Rowland les había hecho señales desde el iceberg mientras ella permanecía inconsciente y que, si aún tenía a la pequeña, estaba allí, junto a él… abandonada.

The front page of the April 16, 1912 edition of The New York Times displays coverage of the sinking of the RMS Titanic.

The front page of the April 16, 1912 edition of The New York Times displays coverage of the sinking of the RMS Titanic.

Tomado de:

http://www.elcultural.es/noticias/LETRAS/3039/La_tragedia_del_Titanic-_la_premonici&oacuten_y_el_an&aacutelisis_de_Conrad

Portada-del-Libro-de-Morgan-Robertson-1

Portada-del-Libro-de-Morgan-Robertson-1